Isaas I Predica del 740 al 701 a

  • Slides: 18
Download presentation
Isaías I Predica del 740 al 701 a. C. En nombre de la santidad

Isaías I Predica del 740 al 701 a. C. En nombre de la santidad de Dios y su Pueblo, critica fuertemente a la clase dominante, por su lujo, su orgullo, su codicia desmedida, encubiertas por “actividades religiosas”. Insiste en que no se busque ayuda en los poderosos, sino en su identidad de Pueblo de Yavé. Lo único importante es Dios. Vendrá el Mesías a implantar la justicia. Diseño: José L. Caravias sj.

Vi al Señor sentado en un trono elevado y magnífico, y el ruedo de

Vi al Señor sentado en un trono elevado y magnífico, y el ruedo de su manto llenaba el Templo. Por encima de él había serafines de pie. Is 6, 1 s Voló hacia mí uno de ellos, con un carbón encendido, con el que tocó mi boca. 6, 6 - ¿Quién irá por nosotros? -Aquí me tienes, mándame a mí. - Ve, y dile a este pueblo. . . 6, 9

¿De qué me sirve la multitud de sus sacrificios? Cuando vienen a presentarse delante

¿De qué me sirve la multitud de sus sacrificios? Cuando vienen a presentarse delante de mí, ¿quién se lo ha pedido? ¿Por qué vienen a profanar mi Templo? Déjense de traerme ofrendas inútiles; ¡el incienso me causa horror! ¡Ya no soporto más sacrificios ni fiestas! Sus solemnidades se me han vuelto un peso y estoy cansado de tolerarlas. Cuando rezan con las manos extendidas, aparto mis ojos para no verlos; aunque multipliquen sus plegarias, no las escucho, porque hay sangre en sus manos. Is 1, 11 -15

Tu plata se ha convertido en basura. Tus jefes son amigos de ladrones. Todos

Tu plata se ha convertido en basura. Tus jefes son amigos de ladrones. Todos esperan recompensa y van detrás de los regalos. No hacen justicia al huérfano ni atienden la causa Volveré mi mano contra ti de la viuda. y te limpiaré de tus impurezas en el horno, hasta quitarte todo lo sucio que tengas. Is 1, 22 -25

Yavé pedirá cuentas a los altos cedros del Líbano y a las lomas orgullosas,

Yavé pedirá cuentas a los altos cedros del Líbano y a las lomas orgullosas, a las torres altas y las murallas fortificadas, a las naves mercantes y sus mercaderías preciosas. El orgullo del hombre será doblegado y su soberbia será humillada. Sólo Yavé será exaltado aquel día, y todos los ídolos desaparecerán. Ese día, el hombre tirará a los ratones los ídolos que se había hecho para adorarlos, y se esconderá en las aberturas de las rocas, para no ver la cara de Yavé. Is 2, 13 -21

¡Oh, pueblo mío!, un jovencito te oprime y tus prestamistas te dominan. Tus dirigentes

¡Oh, pueblo mío!, un jovencito te oprime y tus prestamistas te dominan. Tus dirigentes te hacen equivocarte y echan a perder el camino que sigues. Yavé ha demandado ante la justicia a los jefes de su pueblo: ‘Ustedes son los que han devorado los frutos de la viña, en sus casas están los despojos del pobre. ¿Con qué derecho oprimen a mi pueblo’ Is 3, 11 -15

Muy orgullosas andan las damas de Sión, con el cuello estirado y la mirada

Muy orgullosas andan las damas de Sión, con el cuello estirado y la mirada provocativa, y caminan a pasitos cortos haciendo sonar las pulseras de sus pies. Por eso el Señor les arrancará sus adornos de lujo. . . En lugar de perfumes habrá podredumbre; en lugar de cinturón, una cuerda; en lugar de cabello trenzado, cabeza rapada; en lugar de vestidos lujosos, un saco; en lugar de belleza, una marca hecha con un hierro al rojo. Is 3, 16 -24

¡Pobres de ustedes que compran todas las casas y van juntando campo a campo!

¡Pobres de ustedes que compran todas las casas y van juntando campo a campo! ¿Es que van a comprarlo todo y sólo quedarán ustedes en este país? Is 5, 8 ¡Pobres de aquellos que llaman bien al mal y mal al bien, que cambian las tinieblas en luz y la luz en tinieblas, que dan lo amargo por dulce y lo dulce por amargo! Is 5, 20 ¡Ay de los que perdonan al culpable por dinero, y privan al justo de sus derechos! Así como las llamas queman el rastrojo y como el pasto seco se consume en el fuego, así se pudrirá su raíz y su flor será llevada como el polvo Is 5, 23 s

¡Pobres de aquellos que dictan leyes injustas y con sus decretos organizan la opresión,

¡Pobres de aquellos que dictan leyes injustas y con sus decretos organizan la opresión, que despojan de sus derechos a los pobres de mi país e impiden que ¿Qué harán el día de la invasión, cuando, desde lejos, venga el se les haga justicia, castigo? ¿A dónde huirán, y quién que dejan sin nada los ayudará? ¿Dónde encerrarán a la viuda y sus riquezas? roban la herencia Is 10, 1 -3 del huérfano!

¿Qué otra cosa pude hacer a mi viña que no se lo hice? ¿Por

¿Qué otra cosa pude hacer a mi viña que no se lo hice? ¿Por qué, esperando que diera uvas, sólo ha dado racimos amargos? Is 5, 4 La viña de Yavé es el pueblo de Israel, y los hombres de Judá, su cepa escogida. El esperaba rectitud, y va creciendo el mal; esperaba justicia, y sólo se oye el grito de los oprimidos. Is 5, 7

¡Lávense, purifíquense! Alejen de mis ojos sus malas acciones, dejen de hacer el mal

¡Lávense, purifíquense! Alejen de mis ojos sus malas acciones, dejen de hacer el mal y aprendan a hacer el bien. Busquen la Hagan justicia, y justicia al den sus huérfano derechos al y oprimido. defiendan a la viuda. Entonces, vengan, para que arreglemos cuentas. Aunque sus pecados sean colorados, quedarán blancos como la nieve; aunque sean rojos como púrpura, se volverán como lana blanca. Is 1, 16 -18

¿Quién de nosotros podrá resistir el fuego devorador, que no se apaga nunca? El

¿Quién de nosotros podrá resistir el fuego devorador, que no se apaga nunca? El que actúa siempre con honradez, que es sincero y se niega a conseguir algo con trampas; el que retira su mano para no aceptar la coima, que se tapa los oídos para no oír sugerencias criminales y cierra sus ojos para no complacerse en el mal. Is 33, 14 s

Yavé está esperando el momento indicado para perdonarlos; por eso se levantará para recibirlos

Yavé está esperando el momento indicado para perdonarlos; por eso se levantará para recibirlos con bondad, pues Yavé es un Dios justo y los que en él esperan son felices. Después que el Señor les haya dado el pan del sufrimiento y el agua de la aflicción, él, que es su educador, ya no se ocultará más y ustedes verán al que les enseña. Is 30, 18. 20 Hijos de Israel, vuelvan a aquel de quien tanto se han alejado. Arrojen los ídolos que se han hecho y con los cuales tanto han pecado. Is 31, 6 s

Las botas militares que hacían retumbar la tierra y los mantos manchados de sangre

Las botas militares que hacían retumbar la tierra y los mantos manchados de sangre van a ser quemados. Is 9, 4 Porque un niño nos ha nacido, un hijo se nos ha dado. . . Su nombre es Consejero admirable, Héroe divino, Padre que no muere, Príncipe de la Paz. Su imperio no tiene límites. En adelante, no habrá sino paz para el Hijo de David y para su reino. El lo establece y lo sostiene por el derecho y la justicia, desde ahora y para siempre. Is 9, 5 s

Aquel día sucederá que el resto de Israel ya no se apoyarán más en

Aquel día sucederá que el resto de Israel ya no se apoyarán más en el que los explota, sino que le pedirán, sinceramente, ayuda a Yavé, el Santo de Israel. Un resto se volverá hacia el Dios fuerte. Is 10, 20 s Entonces, la carga se caerá de tu espalda y el yugo dejará de pesar en tu cuello. 10, 27 Una rama saldrá del tronco de Jesé. Sobre él reposará el Espíritu de Yavé, espíritu de sabiduría e inteligencia, de prudencia y valentía, espíritu para conocer a Yavé, para respetarlo y gobernar según sus preceptos. No juzgará por las apariencias ni se decidirá por lo que se dice, sino que hará justicia a los débiles y dictará sentencias justas a favor del pobre. 11, 1 -4

Ese día, los sordos oirán las palabras del Libro, y los ojos de los

Ese día, los sordos oirán las palabras del Libro, y los ojos de los ciegos volverán a ver. Los humildes se alegrarán con Yavé y los más pobres quedarán felices con el Santo de Israel. Is 29, 18 s Ya no habrá más dictador; habrá desaparecido el que se reía de todos y habrán sido eliminados los malvados, los que hacen condenar a otro porque saben hablar y les meten trampas a los jueces, y niegan, por una coma, el derecho del bueno. Is 29, 20 s Los descarriados entrarán en razón y los que protestan serán instruidos. Is 29, 24

No cometerán el mal, ni dañarán a su prójimo en todo mi Cerro santo,

No cometerán el mal, ni dañarán a su prójimo en todo mi Cerro santo, pues, como llenan las aguas el mar, se llenará la tierra del conocimiento de Yavé. Is 11, 9 Me siento seguro y no tengo más miedo, pues Yavé es mi fuerza y mi canción, él es mi salvación. Sacaré agua con alegría de las vertientes de la salvación. Is 12, 2 s

En el desierto acampará el Derecho; en el jardín descansará la Justicia. La obra

En el desierto acampará el Derecho; en el jardín descansará la Justicia. La obra de la Justicia será la Paz y los frutos de la Justicia serán tranquilidad y seguridad para siempre Is 32, 16 s ¡Grita de contento y de alegría, oh Sión, porque grande es, en medio de ti, el Santo de Israel! Is 12, 6