PROSIGO LA META Filipenses 3 13 14 Meta

  • Slides: 14
Download presentation
PROSIGO LA META Filipenses 3: 13 -14

PROSIGO LA META Filipenses 3: 13 -14

Meta (Blanco o Marca) • Sobre lo que uno fija la mirada • El

Meta (Blanco o Marca) • Sobre lo que uno fija la mirada • El fin al que atiende una persona para llegar a la meta de sus deseos. • Es figura de una carrera, deportes, guerra. • Como hemos leído en el v. 14 es el premio del supremo llamamiento. • 2 Tim 4: 8. Usando la misma idea deportiva en la época al que al vencedor se le daba una corona de hojas.

Olvidando lo queda atrás • Pablo había dejado mucho. • Filipenses 3. 4 -6.

Olvidando lo queda atrás • Pablo había dejado mucho. • Filipenses 3. 4 -6. En cuanto a la ley de Moisés, irreprensible. • Aunque Pablo en cuanto a la ley era irreprensible. Él había sido perseguidor de la iglesia. ¿Cómo vivir con eso? Heb. 8: 12.

Las cosas del mundo • Filipenses 3. 7, 8 “Pero todo lo que para

Las cosas del mundo • Filipenses 3. 7, 8 “Pero todo lo que para mí era ganancia, lo he estimado como pérdida por amor de Cristo. Y aún más, yo estimo como pérdida todas las cosas en vista del incomparable valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor, por quien lo he perdido todo, y lo considero como basura a fin de ganar a Cristo, ”

Dejar el afán • Filipenses 4. 6, 7 “Por nada estéis afanosos; antes bien,

Dejar el afán • Filipenses 4. 6, 7 “Por nada estéis afanosos; antes bien, en todo, mediante oración y súplica con acción de gracias, sean dadas a conocer vuestras peticiones delante de Dios. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestras mentes en Cristo Jesús. “

No tener el corazón cargado • Lucas 21. 34 Estad alerta, no sea que

No tener el corazón cargado • Lucas 21. 34 Estad alerta, no sea que vuestro corazón se cargue con disipación y embriaguez y con las preocupaciones de la vida, y aquel día venga súbitamente sobre vosotros como un lazo; • Es curioso ver la solución que da el mundo a los problemas. Muchos recurren al alcohol o las drogas, otros acuden a fármacos. Pero estas cosas no solucionan la raíz del problema. El problema en si es como reaccionamos nosotros ante las situaciones de la vida, ¿confiando en Dios o afanándonos?

Siempre contentos • Filipenses 4. 11 No que hable porque tenga escasez, pues he

Siempre contentos • Filipenses 4. 11 No que hable porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme cualquiera que sea mi situación. • 1 Tim 6. 6 -8 Pero la piedad, en efecto, es un medio de gran ganancia cuando va acompañada de contentamiento. Porque nada hemos traído al mundo, así que nada podemos sacar de él. Y si tenemos qué comer y con qué cubrirnos, con eso estaremos contentos. • Proverbios 15. 15 Todos los días del afligido son malos, pero el de corazón alegre tiene un banquete continuo. • Cuanto le cuesta al hombre hacer esto. La queja y la murmuración son una constante en sus vidas, ¿aporta esto algo bueno en sus vidas?

Prosigo hacia la meta • Pablo dice la meta, ¿cuantas metas tenemos nosotros? •

Prosigo hacia la meta • Pablo dice la meta, ¿cuantas metas tenemos nosotros? • Santiago 4. 8 Acercaos a Dios, y El se acercará a vosotros. Limpiad vuestras manos, pecadores; y vosotros de doble ánimo, purificad vuestros corazones. • Hebreos 12. 2 puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, quien por el gozo puesto delante de El soportó la cruz, menospreciando la vergüenza, y se ha sentado a la diestra del trono de Dios. • 2 Timoteo 2. 4 Ningún soldado en servicio activo se enreda en los negocios de la vida diaria, a fin de poder agradar al que lo reclutó como soldado. • Muchas metas significa no enfocarte ni dedicarte por entero.

¿Por qué poner los ojos en Jesús? • Para ser semejantes a El. •

¿Por qué poner los ojos en Jesús? • Para ser semejantes a El. • 1 Pedro 2. 21 -22 Porque para este propósito habéis sido llamados, pues también Cristo sufrió por vosotros, dejándoos ejemplo para que sigáis sus pisadas, EL CUAL NO COMETIO PECADO, NI ENGAÑO ALGUNO SE HALLO EN SU BOCA; • Somos “cristianos”, debemos pensar, hablar, actuar, SER como Jesús.

Debemos dirigir nuestra mirada hacia arriba • Colosenses 3. 1 Si habéis, pues, resucitado

Debemos dirigir nuestra mirada hacia arriba • Colosenses 3. 1 Si habéis, pues, resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. • Mateo 6. 33 Pero buscad primero su reino y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Correr para ganar • 1 Corintios 9. 24 -27 ¿No sabéis que los que

Correr para ganar • 1 Corintios 9. 24 -27 ¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos en verdad corren, pero sólo uno obtiene el premio? Corred de tal modo que ganéis. Y todo el que compite en los juegos se abstiene de todo. Ellos lo hacen para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible. Por tanto, yo de esta manera corro, no como sin tener meta; de esta manera peleo, no como dando golpes al aire, sino que golpeo mi cuerpo y lo hago mi esclavo, no sea que habiendo predicado a otros, yo mismo sea descalificado. • ¿Que define a un atleta? Sacrificio y dedicación.

Proseguir confianza • Sin pasarnos de confiados. 1 Co. 10: 12. • Pero si

Proseguir confianza • Sin pasarnos de confiados. 1 Co. 10: 12. • Pero si esperar que ganará el premio. • El que siembra, lo hace esperando recoger el fruto, el que trabaja espera cobrar el salario a final de mes. • 1 Tesalonicenses 5. 8 Pero puesto que nosotros somos del día, seamos sobrios, habiéndonos puesto la coraza de la fe y del amor, y por yelmo la esperanza de la salvación. • ¿Que debemos tener siempre en nuestra mente si queremos proteger nuestra “cabeza”?

Un repaso a la vida • Cuando eres joven • ¿Cual es tu meta?

Un repaso a la vida • Cuando eres joven • ¿Cual es tu meta? Los estudios ¿Y luego? • Trabajo, profesión, negocio ¿Y luego? • Jubilarme, disfrutar del tiempo libre ganado después de trabajar muchos años. ¿Y luego? • Muerte. ¿Y luego?

Conclusión • Nadie gana en deportes por casualidad. • Nadie va a ir al

Conclusión • Nadie gana en deportes por casualidad. • Nadie va a ir al cielo por casualidad. • Para esto hay que tener la meta fija, poner la mirada en Cristo y en las cosas de arriba. • Olvidar lo queda atrás, extenderse a lo que esta adelante, y correr con el propósito firme de ganar el premio.