Texto Miguel ngel Mesa Bouzas Presentacin Asun Gutirrez

  • Slides: 11
Download presentation
Texto: Miguel Ángel Mesa Bouzas. Presentación: Asun Gutiérrez Cabriada. Música: Satie. Gymnopédie

Texto: Miguel Ángel Mesa Bouzas. Presentación: Asun Gutiérrez Cabriada. Música: Satie. Gymnopédie

Felices quienes caminan humildemente junto a su Dios y a los demás, sin más

Felices quienes caminan humildemente junto a su Dios y a los demás, sin más deseos ni recompensas que sus desvelos.

Felices quienes han recibido la llamada a la compasión, a la solidaridad, a la

Felices quienes han recibido la llamada a la compasión, a la solidaridad, a la dulzura.

Felices quienes se entregan a la tarea encomendada con la convicción, la fuerza y

Felices quienes se entregan a la tarea encomendada con la convicción, la fuerza y la entrega de sus manos y su corazón.

Felices quienes se sienten cercanos a toda la humanidad, quienes no se quedan aislados

Felices quienes se sienten cercanos a toda la humanidad, quienes no se quedan aislados en su pequeño grupo, reduciéndolo a una pequeña secta de elegidos.

Felices quienes reciben una misión, ante la contemplación de las necesidades de los demás,

Felices quienes reciben una misión, ante la contemplación de las necesidades de los demás, de su dolor, de su miseria, y se dan por entero, sin pedir nada a cambio.

ten n e i s e e d s ” s o e n

ten n e i s e e d s ” s o e n adr nes m e i “ u o os q l ” s e e d c r ad ños Feli p e “ u i q n e es, sp r o o s. n o d a a d m a d r n d fu o he es y olvi n i s , nadie más débil

Felices quienes no anhelan recibir honores, ni privilegios, ni templos, ni casas de peregrinación,

Felices quienes no anhelan recibir honores, ni privilegios, ni templos, ni casas de peregrinación, sino ser sencillamente ellos mismos, renunciando a cualquier tipo de riqueza.

Felices quienes no desean figurar, ni ser reconocidos, sino que su máxima dignidad es

Felices quienes no desean figurar, ni ser reconocidos, sino que su máxima dignidad es servir, adquiriendo así el sello indeleble de la fidelidad y la entrega por amor.

Felices quienes caminan humildemente junto a su Dios y a los demás, sin más

Felices quienes caminan humildemente junto a su Dios y a los demás, sin más deseos ni recompensas que sus desvelos. Felices quienes han recibido la llamada a la compasión, a la solidaridad, a la dulzura. Felices quienes se entregan a la tarea encomendada con la convicción, la fuerza y la entrega de sus manos y su corazón. Felices quienes se sienten cercanos a toda la humanidad, quienes no se quedan aislados en su pequeño grupo, reduciéndolo a una pequeña secta de elegidos. Felices quienes reciben una misión, ante la contemplación de las necesidades de los demás, de su dolor, de su miseria, y se dan por entero, sin pedir nada a cambio. Felices quienes no se sienten fundadores, ni “padres” o “madres” de nadie, sino hermanos pequeños de los más débiles y olvidados. Felices quienes no anhelan recibir honores, ni privilegios, ni templos, ni casas de peregrinación, sino ser sencillamente ellos mismos, renunciando a cualquier tipo de riqueza. Felices quienes no desean figurar, ni ser reconocidos, sino que su máxima dignidad es servir, adquiriendo así el sello indeleble de la fidelidad y la entrega por amor. Miguel Ángel Mesa Bouzas