Los Dioses de del Mundo Romano Nombre Griego

  • Slides: 9
Download presentation
Los Dioses de del Mundo Romano Nombre Griego Afrodita Apolo Ares Artemis Atena Cronos

Los Dioses de del Mundo Romano Nombre Griego Afrodita Apolo Ares Artemis Atena Cronos Deméter Dionisio Hades Hera Hermes Hestia Pan Poseidón Zeus Nombre Romano Venus Sol Marte Diana Minerva Saturno Ceres Baco Plutón Juno Mercurio Vesta Faunus Neptuno Júpiter Dios De: el amor, la belleza medicina, artes, poesía, oráculos la guerra la fertilidad la sabiduría, fertilidad, guerra la agricultura; padre de Zeus maíz, guardiana del matrimonio el vino, la jarana el infierno las mujeres, el matrimonio la elocuencía, comercio, ladrones el fuego, el hogar los pastores el mar el dios principal, de todos los dioses y hombres

Ese mundo, en que el evangelio fue introducido, era un ambiente muy hostil a

Ese mundo, en que el evangelio fue introducido, era un ambiente muy hostil a la idea de que hay solamente un Dios y, aún más, un Dios muy moral, con estrictas normas del comportamiento personal. Era muy dificil hacer un cambio tan extremo como lo del dejarse de los falsos dioses mitológicos para aceptar Jesús como la encarnación de Jehová, el uno y solo Dios verdadero. Tal cambio necesitó una transformación mental.

¿Cómo percibían a los dioses los gentiles? Envidiosos: había hostilidad y sospecha. . .

¿Cómo percibían a los dioses los gentiles? Envidiosos: había hostilidad y sospecha. . . los dioses tenían envídia de todo lo que lograban los hombres. . . eran celosos de ellos y los veían como parásitos que tenían que ser mantenidos o arruinados para contrarlos. Por ejemplo: 1. Prometeo se preocupaba por los hombres de manera que Zeus lo encadenó a una roca y envió un buitre para que se comiera su hídago cada día. . . fue liberado por Hércules. 2. El hombre no era el hijo de los dioses—era la víctima. Desconocidos e inescrutables: el hombre realmente no puede enten-derlos ni comprenderlos. 1. Platón: Dios y el hombre nunca pueden encontrarse. 2. Plutarco: ¿A quién, entonces, debo recitar las oraciones? ¿ofrecer promesas? ¿matar víctimas? ¿llamar para ayudar al infeliz, favore-cer al bueno, y contradecir al malo? 3. Los dioses estaban más allá del alcance del hombre.

¿Cómo percibían a los dioses los gentiles? Separados del mundo: el gobierno del mundo

¿Cómo percibían a los dioses los gentiles? Separados del mundo: el gobierno del mundo era hecho por los daimones, intermediarios encargados de asuntos cotidianos. 1. Para un griego la idea de la encarnación era increíble. a. Los epicureos: los dioses son seres sin cuidados; si se involveran con el hombre, tendrían que ocuparse de la ansiedad, preocupación, esfuerzo, sentimientos del querer, etc. --¡Ellos no pueden. . . en ninguna manera! b. Los estoicos: la paz perfecta se realiza por tener ningún deseo insatisfecho, por ser totalmente indiferente, no deseando nada ni a nadie. Si siente amor o compasión, perderá el control y la tran-quilidad. Por eso, tiene que expulsar toda emoción para siempre. Si esto es cierto acerca del hombre, aún más es cierto acerca de los dioses. Si uno tiene control sobre Dios por medio de hacer que se sienta alegre o triste, sería superior al Dios. Los dioses no podían cuidar a nadie porque eran dioses sin corazones.

Con los epicureos el hombre estaba enfrentado con dioses que no están enterados de

Con los epicureos el hombre estaba enfrentado con dioses que no están enterados de la existencia del hombre. Con los estoicos estaba enfrentado con dioses que no pueden preocuparse de los hombres. En todo esto, era muy mal el concepto común de la diedad.

El evangelio de Jesús reveló un Dios muy diferente: Se reveló a si mismo:

El evangelio de Jesús reveló un Dios muy diferente: Se reveló a si mismo: la venida de Jesús es prueba que Dios no está escondido ni es inescrutable. El desea ser conocido por todos, aún por los más sencillos. 1. Desea ser conocido intimamente. . . una relación personal. 2. El vino en persona de manera que los hombres puedan verlo. . . conocerlo. . . amarlo: El desea ser conocido a toda costa, y por un precio tremendo se reveló al hombre. Involucrado personalmente: de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, Jn. 3: 16. Está tan involucrado que tomó nuestra forma y compartió nuestra vida y aflicciones para ayudar-nos y para salvarnos de nuestra indiscutible destrucción. Desinterizado: un Dios para quien los hombres son tan preciosos que se despojó a sí mismo tomando forma de siervo (Fil. 2: 7). Person-almente tomó nuestros pecados y dolores, y se sacrificó a sí mismo para nosotros.

El evangelio de Jesús reveló un Dios muy diferente: Accesible: desea que se le

El evangelio de Jesús reveló un Dios muy diferente: Accesible: desea que se le acerquen. . . invitó a los hombres a ser sus discípulos (Mar. 1: 17) tener parte en la comunión divina (Mar. 6: 31) y en Su gloria divina (Mat. 25: 34). 1. Rasgó el velo, abriéndolo para permitir que los hombres se acerquen al trono de Dios (Mat. 27: 51). Quitó todas las barreras. 2. Invitó a todos hombres a entrar a la prescencia de Dios confianza y valentía (1 Jn. 5: 14). . . como sus hijos (3: 1). . . sin miedo de la muerte (4: 18). Amigo de los pecadores: vino para quitar el pecado (1 Jn. 2: 2; 3: 5). . . No queriendo que nadie perezca (2 Pd. 3: 9). . . atraeré a todos a mí mismo (Jn. 12: 32). . . el Hijo del Hombre ha venido a salvar lo que se había perdido (Mat. 18: 11). 1. En contraste con los rabinos: hay gozo en la prescencia de los ángeles de Dios por un pecador que se arrepiente (Luc. 15: 10). 2. Jesús vino con el mensaje de un Dios cuyo amor el pecado no puede destruir. . . un Dios que no esperó que los pecadores retornaran, sino que dejó del cielo para buscarlos y rogarles que volvieran a El.

El evangelio de Jesús reveló un Dios muy diferente: Nos quiere mucho: El nos

El evangelio de Jesús reveló un Dios muy diferente: Nos quiere mucho: El nos hizo en Su imagen; como un padre necesita a sus hijos para hacer completa su vida y gozo, así es que Dios necesita. Es por eso que El nos ama tanto. . . por qué haría cualquier cosa que sea necesario para traernos de nuevo a Sí mismo.

Jesús anduvo ella terra como uno de nosotros, diciendo: Míreme a mí y verá

Jesús anduvo ella terra como uno de nosotros, diciendo: Míreme a mí y verá a Dios. Te hice. . . te quiero. . . te amo. Ven a mí y verás a su santo Dios que te hará santo. Soy accesible. . . Te he revelado mi mismo corazón. . . Busco desesperadamente a los pecadores. . . Estoy dispuesto a sacrificar y sufrir para salvarte y bendecirte. Ven a mí Y encontrarás el perdón y la paz. ¿Dónde, en todo el mundo, puede encontrar un Dios tal? No puede encontrarle en las religiones mitologías, sino en la persona y la revelación personal de Jesucristo. Y los que pudieran dejarse de la religion pagana para aceptar a Jesús fueron héroes. No era fácil hacerlo.